Nubes no son vapor, son micro gotas o cristales de hielo

Siempre hemos pensado que cuando vemos nubes, estamos viendo vapor de agua. Al parecer, nos hemos equivocado

RELACIONADO : "EL CODIGO NASCA: ¿Capturaron las nubes?"

Algo que nunca entendí y nos enseñaron mal. Todos pensamos que las nubes son vapor de agua. Lastimosamente, no es totalmente cierto. Puede contener agua pero muy poco en su estado gaseoso. No tendría sentido, por que el vapor de agua al enfriarse, de inmediato se convertiría en líquido antes de llegar a las alturas. Entonces nada tiene sentido. 

En primer lugar, las nubes no sólo están hechas de vapor de agua. El vapor de agua es invisible porque sus moléculas están demasiado separadas para dispersar ópticamente la luz. Siempre que veas vapor, neblina, niebla o nubes, estás viendo pequeñas micro gotas de agua líquida o cristales de hielo, y no vapor de agua.

Las gotas de agua o los cristales de hielo en el aire suelen ser demasiado pequeños para que los veas individualmente, por lo que en su lugar se ve una neblina blanca o gris. Por ejemplo, con cada respiración que exhalas, expulsas vapor de agua que se ha evaporado de tus pulmones. Normalmente no ves tu respiración porque el vapor que exhalas permanece en estado gaseoso. Pero cuando el aire exterior es lo suficientemente frío, el vapor de agua que exhalas se condensa rápidamente en pequeñas gotas de agua líquida y ves tu aliento como una pequeña nube.

En segundo lugar, las nubes no siempre son gotas de agua líquida. Las nubes también pueden estar compuestas de cristales de hielo. De hecho, la misma nube puede estar compuesta en parte por gotas de agua y en parte por cristales de hielo. Las nubes no tienen problemas para existir en el frío del invierno, porque pueden existir simplemente como cristales de hielo. De hecho, incluso en verano, algunas de las nubes que ves están compuestas de cristales de hielo.

Muchas de las gotas de lluvia que experimentamos en el verano comenzaron su existencia en lo alto del cielo como copos de nieve, pero se derritieron antes de llegar a nosotros. Cuando las gotas de agua se elevan lo suficiente en el cielo, se encuentran con temperaturas más frías en altitudes más altas y se congelan, incluso en el verano. Tanto las gotas de agua como los cristales de hielo en una nube son tan pequeños que ambos parecen pelusa blanca del suelo. Por lo general, no puedes notar la diferencia entre una nube de agua y una nube de hielo con solo mirarla. Pero hay una diferencia.

Las gotas de agua son en su mayoría esféricas, mientras que el hielo es cristalino con superficies planas. Esta diferencia de forma significa que los tipos de arcos que crean son diferentes. Las gotas de agua en el aire crean arcoíris, mientras que los cristales de hielo crean arcos, halos y rayos solares.

En tercer lugar, el agua puede existir como líquido en invierno, incluso por debajo de su punto de congelación, si no hay centros de nucleación. El agua líquida bajo congelación se llama agua “superenfriada”. Para que el agua líquida se condense en un sólido, debe estar lo suficientemente fría y tener un lugar donde congelarse. Todo lo que se necesita es un poco de polvo o incluso vibraciones para iniciar la cristalización. Pero en ciertas situaciones en la atmósfera, tales centros de nucleación a veces son difíciles de encontrar. Como resultado, el agua puede permanecer líquida por debajo de las temperaturas bajo cero.

Por último, incluso cuando el aire cerca del suelo está a temperaturas bajo cero en el invierno, a menudo hay capas de atmósfera más altas que son lo suficientemente cálidas como para que el agua permanezca líquida.

Fuente: Universidad West Texas


MOVIES de WebTV

SELECCIÓN DEL EDITOR

DE INTERÉS...

POST GALLERY